La gnomo y el humano.

Yo algunas veces creo en el destino, cuando me conviene porque me gusta pensar que tengo control sobre todo pero sé que no así que me digo eso para tranquilizarme y no estresarme.

En esta ocasión les contaré sobre como conocí a mi amiga Magdalena, en realidad todo empezó por el internet, ambos jugábamos World of Warcraft (WoW de forma abreviada) , su nickname era CrazyBox y yo me autonombre SilverWing55 comenzábamos a coincidir en algunas misiones y la tenía en alta estima porque hacía bien su rol además de que en el chat era muy amable con todos.

Yo siempre he sido tímido por lo que el juego era una forma de distraerme pero también era una forma de socializar, uno de esos meses yo cumplía dos años en WoW, no sabía cómo había pasado tanto tiempo desde la vez que lo descargue por curiosidad y tiempo libre ya no me parecía a como era.

Generalmente en WoW la gente te puede regalar ítems o también mandarte mensaje para felicitarte, un detalle que aprecio muchísimo ya que pienso en el tiempo que se tomaron para escribir esas palabras. Ese día me llegaron más mensajes de los que esperaba y entre ellos un ítem de CrazyBox, no era uno muy caro pero sin duda útil para mi rol.

Me emocioné mucho por el detalle y aproveché la oportunidad para poder entablar comunicación con ella, en ese entonces no sabía su género y era mutuo, nuestros nombres de usuarios son en cierta forma neutros ella era una gnomo y yo un humano. Cuando iniciamos a hablar descubrimos que teníamos muchas cosas en común, ambos nos gustaba la música, dibujar y las películas de terror.

Nos empezamos a hacer amigos, intercambiamos números de celular así que nuestra interacción ya iba más allá del juego aunque siempre era un gusto verla cuando yo iniciaba sesión. En una de nuestras pláticas ella cambió su foto y ahí me enteré de que era una mujer y no solo eso, de fondo tenía un monumento famoso de mi ciudad.

Rápidamente le pregunté donde vivía, ella respondió que en la Ciudad de México ¡Vivíamos en la misma ciudad! Nos reímos muchísimo pues aunque hablábamos mucho y nos contábamos cosas personales se nos había pasado preguntarnos algo tan básico.

Con esta nueva posibilidad le propuse conocernos en persona  y ella aceptó. Nos quedamos de ver en Bellas Artes, es un sitio con muchas personas pero de ahí están cercas restaurantes, museos, exhibiciones etc. Nos quedamos de ver en una de las estatuas de la Alameda Central que tienen placas de mármol en la base.

Llegué demasiado temprano lo que me dio tiempo de cruzar la avenida e ir por un helado, cuando regresé Magdalena estaba ahí esperando, se veía un poco nerviosa. Me acerqué y supo que era yo, comenzamos a hablar y fue muy divertido.

Gracias a que jugábamos juntos platicar fue mucho más sencillo, aunque le digo Magdalena para mí siempre será CrazyBox la gnomo y yo seré SilverWing55 el humano. Actualmente somos mejores amigos y no sé si habrá sido el destino o si fue gracias a que nos atrevimos a hablar pero estoy muy agradecido por tener a una persona como ella en mi vida.

Si quieres saber más entra a Mármoles Arca 

Fuentes: YouTube, Mármoles Arca, World of Warcraft