El Bullet Journal

La primera vez que escuché del Bullet Journal o también conocido como BuJo fue en el instagram de una amiga de un foro de internet, luego ví que otra amiga de España también estaba en eso y me llamó la atención.

Vídeo: YouTube

Empecé a buscar material pero  todo era muy confuso porque hay unas cosas preciosas si buscas bullet journal inspo en Google o si sigues el htag #bulletjournal en IG, le pregunté a algunas amigas y resulta que una de ellas lo hacía así que me pasó unas páginas para que iniciara.

(Información extraída desde SwissLab y Bullet Journal  )

Descubrí que el Bullet Journal es un sistema de organización, tú lo adaptas  a tus necesidades, hay muchísimas cosas que puedes personalizar era como hacer tu propia agenda pero solo con lo que en verdad requerías. Primero pensé que era muy complicado, no entendía el sistema además de que había un cuaderno oficial lo que me hacía pensar que solo con ese podía iniciar.

Leyendo y viendo vídeos en YouTube descubrí que efectivamente es un sistema de organización personalizado es decir, no tienes páginas en blanco por ninguna razón. El primer paso era decidirse a hacerlo después de tomar la decisión conseguir un cuaderno, en realidad cualquiera sirve y puedes empezar con uno sencillo por si te equivocas aunque hay cierto encanto cuando estás enamorada de tu cuaderno.

En este cuaderno tú vas planeando lo que necesites. En mi caso les compartiré que requería un tracker (registro) de mis horas de sueño, las películas que he visto, mi estado de ánimo entre otras cosas así que el primer paso fue hacer un índice con lo que quería encontré muchas ideas en internet y me quedé con las más sencillas.

Para el Bullet Journal tu eres tu propio cliente así que nadie se enoja si haces todo con una tinta aunque yo me inspiro muchísimo y trato de hacerlo con muchos stickers, plumones y plumas de colores además de otros materiales que puedes usar para que se vea hermoso.

El sistema de organización es muy bueno, tú haces tú semana dejando el espacio que requieras por ejemplo si tienes un análisis de sangre, lo anotas con un punto el día que es y si la acción ya está realizada lo tachas, de esta forma no se te olvidan compromisos y es una forma de mantener control sobre lo que haces o lo que tengas que hacer ese día.

En internet existe una variedad increíble de tutoriales y plantillas para poder hacer tu bullet journal justo como lo imaginas, en Instagram puedes encontrar gente que se dedica a esto y retos como por ejemplo hacer un dibujo diario o algo para practicar lettering.

Actualmente lo sigo usando y es de las mejores decisiones que he tomado, me ayuda a sentirme enfocada, a concentrarme y siento que cada que le dedico tiempo al Bullet Journal, también me lo estoy dedicando a mí. Es una sensación muy satisfactoria.

Mi consejo si quieres empezar es conseguir un cuaderno y reflexionar sobre qué tipo de contenido se adaptaría mejor a ti. Sin presiones, lo que sea que quieres hacer está bien porque es tuyo.

Más sobre este tema en SwissLab