Cómo mantener fresca tu habitación sin aire acondicionado

En mi ciudad, durante algunos días de noviembre y diciembre es posible dormir fresco y tranquilo, sin embargo, durante el resto del año el calor llega a ser un tanto abrazador lo que hace que las noches no sean del todo refrescantes interfiriendo en muchas de las ocasiones un buen descanso.

Si en tu caso tienes este mismo dilema en donde luchas para dormir durante las calurosas noches de primavera y verano principalmente, veamos entonces algunos trucos que me han ayudado a sentir un poco más de alivio sin recurrir al aire acondicionado.

El clima caluroso es tolerable cuando puedes aliviarlo yendo a nadar, tomando bebidas heladas y retirándote a lugares con aire acondicionado.

Sin embargo, cuando se pone el sol, es muy fácil convertirte en un lío sudoroso y enredado al tirar y girar en condiciones opresivas.

Resultado de imagen para habitacion fresca

El aire acondicionado en la habitación puede ofrecer alivio instantáneo, pero en realidad es mucho más saludable mantenerlo apagado.

Pasar períodos prolongados en ambientes fríos y secos deshidrata tu cuerpo y aumenta la susceptibilidad a los resfriados.

No es imposible mantener tu habitación fresca cuando el mercurio se eleva unos 30 grados. Prueba algunas de las siguientes técnicas para bajar la temperatura y dormir mejor por la noche.

a) Mantén cortinas y persianas cerradas

La luz del sol que entra por las ventanas hará que la temperatura de tu habitación aumente drásticamente.

Aunque puedes sentirte un poco malhumorado, mantener las cortinas o persianas cerradas durante todo el día evitará que esto suceda.

Recuerda que esto ayudará a que duermas mejor, así que por lo menos en tu habitación haz la prueba cerrando tus cortinas y persianas.

b) Ayuda a tu ventilador.

Coloca un recipiente poco profundo o una fuente de agua congelada frente a un ventilador. La brisa recogerá el agua fría del hielo a medida que se derrite creando una niebla fría que ofrece tanto alivio como el aire acondicionado.

c) Utiliza brisas cruzadas

Sé estratégico sobre el aire caliente en tu habitación y cómo puedes expulsarlo. Posiciona los ventiladores en ángulos cruzados, dirigidos hacia las ventanas.

Si tiene un ventilador de techo, invierta la configuración para que, en lugar de soplar hacia abajo, aspire aire caliente hacia arriba.

d) Opta por sábanas de lino

Aunque son más costosas, las fibras de lino tejidas flojamente las convierten en la tela más transpirable para dormir. Evite el poliéster a toda costa.

e) Agacharse

El aire caliente sube, así que cuanto más bajo estés en el suelo, más frío estarás. Si vives en una casa de dos pisos con una habitación de invitados en la planta baja, considera pasar la noche allí.

Resultado de imagen para mantener casa fresca

f) Desecha las bombillas incandescentes

Las bombillas tradicionales emiten su energía desperdiciada en forma de calor, lo cual es muy desagradable en una calurosa noche de verano.

Cambia a LED de bajo consumo, que son geniales al tacto y te ahorrarán una fortuna en costos de energía.

Una buena noche de sueño está casi garantizada si llegas aplicar estas ideas a tu habitación.