3 divertidos juegos para niños en donde los padres también pueden participar

Dicen que hay un momento para cada cosa y cada cosa tiene su momento y entre los momentos más memorables son aquellos que logramos disponer para pasarla con nuestros hijos.

Se trata de convivir y estar haciendo cosas juntos, no cada miembro sentado en una esquina de la casa cada uno con un dispositivo o haciendo cosas diferentes.

No, es pasar un momento de calidad riendo, jugando, platicando.

Y esto mismo se extiende cuando te invitan a la fiesta de uno de los amiguitos de tu hijo.

Entiendo que cuando vamos a estos eventos infantiles,  los niños se van con sus compañeritos y los papás (los que llegan a quedarse porque veo que muchos papitos tienden a dejar a su hijo y se retiran para pasar por ellos más tarde) nos arremolinamos a platicar entre adultos.

Sí, es un momento en el que a lo mejor tienes mucho trabajo y para que no se quede tu hijo sin ir a la fiesta lo llevas o bien entre adultos nos ponemos al tanto en la reunión.

Pero, ¿no te ha pasado que cuando interactúan los adultos con los niños (padres e hijos) esas fiestas para niños se vuelven momentos inolvidables para todos?

Para los niños estar con sus padres jugando y a la vez hacerlo con los sus amigos es algo mágico y a los adultos nos da la oportunidad de sacar a jugar a nuestro niño interior… la pose se queda fuera y lo importante es la diversión plena y total.

Resultado de imagen para eventos infantiles

Bueno, esto es lo que justamente hemos estado viviendo en casa este año.

Los padres nos dispusimos a ser parte de las fiestas de nuestros hijos y para ello nos dimos a la tarea de preparar actividades que nos ayuden a pasar un buen momento entre todos.

De hecho, los juegos además de ser divertidos, son lúdicos y nos dan un buen ejercicio en las mejillas y el estómago de tanto reír… ¿genial no?

Bueno, aquí te comparto un par de ideas…

1) Desafiando la gravedad

¡Arriba y lejos! Usando una mano, los niños mantienen su globo en el aire durante un minuto. Si esto es demasiado fácil, para complicarlo un poco le puede agregar dos globos (¡o más!).

Recuerda, no debe descansar ningún globo sobre ninguna parte del cuerpo.

2) Cara de galleta

Este es, con mucho, uno de los favoritos de los niños en casi todas partes.

No solo pueden jugar un juego súper tonto, sino que todo se hace con ¡Galletas!

Coloca una galleta sándwich regular en la frente del niño. Tendrán que usar sus músculos faciales para moverlo por la cara y hacia la boca, sin usar las manos.

Aquí pueden hacer desafíos entre padre e hijo frente a otro padre e hijo o niños frente adultos… vaya, ustedes definen las combinaciones.

Con este tipo de juegos aprendamos a reírnos de nosotros mismos y disfrutar sin ofender.

3) Balance de dados

Ahora veamos que tanto equilibrio tienen al manipular un palo de paleta.

Aquí es colocar sobre un palo de paleta plano poco a poco un dado hasta ver cuántos dados pueden equilibrar en el palo en un minuto (¡la mayor cantidad de dados gana!).

¡Es un poco complicado y súper divertido de ver! Aquí el dominio de la risa y la concentración entran en juego.

 

Referencias: Youtube | ecured.cu| chuckecheeses.com.mx | abc.es | semana.com