October 25, 2018

Unity-Org

Metales que no se oxidan

La oxidación compromete las características mecánicas del metal, altera las propiedades químicas y (por lo general) no se considera estéticamente agradable.

Es por estas razones que muchas personas a cargo del diseño y la selección de materiales tratan de evitar tener que lidiar con la oxidación y los efectos negativos que la acompañan.

Steel Printing Cylinders

Una forma de eliminar la amenaza de la oxidación es usar metales que no se oxiden.

Los metales comunes que no se oxidan incluyen:

  • Aluminio
  • Acero inoxidable (algunos grados)
  • Acero galvanizado
  • Metales rojos (cobre, latón y bronce)
  1. a) Aluminio

El aluminio no se oxida. Esto se debe al hecho de que el óxido es óxido de hierro y la mayoría de aluminio prácticamente no tiene hierro en su composición.

Sin embargo, el aluminio se oxida, pero en realidad protege el aluminio no oxidado subyacente. Esto se debe a que el óxido de aluminio es más resistente a la corrosión que la aleación de aluminio sobre la que descansa.

Esto es diferente a la oxidación, ya que la oxidación se desprenderá de la aleación de hierro, lo que permitirá que el proceso de oxidación continúe hasta que el material falle.

  1. b) Aceros inoxidables

La placa de acero inoxidable es otro ejemplo de un metal que no se oxida. A través de él es importante tener en cuenta que algunos grados son más resistentes a la oxidación que otros.

Los aceros inoxidables austeníticos tales como 304 o 316 tienen altas cantidades de níquel y cromo. El cromo se combina con el oxígeno antes de que el hierro pueda formar una capa de óxido de cromo.

Esta capa es muy resistente a la corrosión, lo que evita la formación de óxido y protege el metal subyacente.

Por otro lado, los aceros inoxidables ferríticos o martensíticos pueden ser susceptibles a la oxidación porque contienen menos cromo.

Vídeo: YouTube

  1. c) Acero galvanizado

La placa de  acero galvanizado es técnicamente un material recubierto, pero vale la pena mencionarlo aquí.

El acero galvanizado es un acero al carbono que probablemente se oxidaría si no se le aplicaran una o más capas de zinc.

La capa de zinc actúa como un metal de sacrificio para el acero.

Esto significa que la capa de zinc se combinará con el oxígeno más fácilmente que el hierro en el acero.

Esto crea una capa de óxido de zinc que evita la formación de óxido de hierro, eliminando así la posibilidad de formación de óxido.

Sin embargo, si el recubrimiento de zinc está dañado, o si el acero galvanizado se coloca en ambientes extremos, el recubrimiento de zinc puede volverse ineficaz y el acero se oxidará.

El acero galvanizado también es susceptible al “óxido blanco”, que es un tipo de corrosión que se forma en condiciones específicas, que generalmente involucran agua o condensación.

La formación de óxido blanco no daña necesariamente el material o el recubrimiento de zinc.

  1. d) Cobre, latón y bronce

El cobre, el latón y el bronce no se oxidan por la misma razón que el aluminio. Los tres tienen una cantidad insignificante de hierro en ellos.

Por lo tanto, no se puede formar óxido de hierro u óxido. Sin embargo, el cobre puede formar una pátina azul-verde en su superficie cuando se expone al oxígeno con el tiempo.

Aprende más en Aceros Vimar 

Estos metales no se oxidan, pero …

Si bien estos metales no se oxidan, eso no significa que no se corroan. Tienen sus propias formas de corrosión, como las picaduras que pueden ocurrir en el acero inoxidable o el deslustre azul-verde que se encuentra en el cobre oxidado.

Referencias: Aceros Vimar y Wikipedia 

Además, si se ponen en contacto con un acero al carbono u otro tipo de acero que se oxida, se pueden hacer depósitos de hierro en la superficie de estos materiales que se oxidarán y crearán óxido.

 

Unity-Org

Gattaca

Actualmente aumentó la producción de material audiovisual sobre la ciencia ficción. No es que antes no hubiera, pero se tenía una idea completamente del futuro, por eso muchas de las historias que más nos han marcado son de las décadas pasadas.

Mucha gente hacía teorías sobre donde estaríamos como sociedad en el 2018, algunos dijeron que con carros voladores, trajes plateados de plástico, estaríamos viajando a Marte como viajamos a otro estado de la República pero claramente el nuevo milenio nos tenía preparados otras cosas.

Una de las películas que más me agradan sobre este género es una llamada: Gattaca

Gattaca es una película estrenada en 1997, dirigida y producida por Andrew Niccol , protagonizada por Uma Thurman, Ethan Hawke y Jude Law. Esta película nos cuenta la historia de un futuro alterno donde solo unas personas son genéticamente adecuadas para hacer ciertas profesiones.

Vicent Freeman, nuestro protagonista no pertenece a esta élite  de humanos casi perfectos por lo que no puede seguir su sueño de viajar al espacio. A lo que hace un acuerdo con un personaje que si está en esa élite genética pero debido a un accidente no puede caminar y para no perder su status social requiere que alguien se pase pasar por él.

Él trabaja en una oficina muy grande donde tienen un sistema muy estricto para asegurarse de la identidad del individuo, como el escáner de retina o que de forma frecuente pasan a los escritorios de cada empleado a recolectar Adn como prueba: piel muerta, mucosidad, cabello que mandan al a los laboratorios. Él y su cómplice hacen un muy peligroso y complicado sistema donde diariamente tiene que dejar material de ADN y mantener su escritorio muy limpio para evitar sospechas.

Para conocer más de laboratorios entra a Jenner 

Sin embargo para no arruinar la película pasa algo que lo cambia todo.

Esta película tiene muchísimas referencias a la genética comenzando por el título que es la inicial de una secuencia de ADN: Guanina, Adenina, Timina, Timina, Adenina, Citosina, Adenina. Otro tema interesante de la película es que en esta sociedad del futuro la gente puede pagar para crear a su hijo de la mejor manera posible: Nombre, sexo, color de ojos y cabello para que sea más perfecto y que tenga más oportunidades.

Nuestro protagonista no pertenece a este círculo, el nació de forma natural, sus genes no estaban controlados y eso lo aleja muchísimo de lo que quiere hacer, creando una desigualdad inmensa que obviamente se reciente a nivel social y personal.

Recomiendo mucho esta película si les gusta la temática de ciencia ficción o en su defecto quieren adentrarse al género y no saben por dónde pensar. La buena ciencia ficción siempre te dejará pensando y esta historia no es la excepción. Visualmente también hay muchas referencias sobre la genética, encuentras detalles cada vez que la ves.

Esta película estuvo nominada a un premio Oscar y a otros festivales de cine, aunque ya es vieja al verla no pierde esa emoción de ver como se proyectaba el futuro y lo más importante que tanto se parece a lo que estamos viviendo ahora.

 

Información: YouTube, Jenner y IMDB